domingo, 20 de enero de 2019

LUZ DE INVIERNO

La luz de invierno es una luz especial. Es una luz que va hacia adentro y que obviamente proviene de fuera. La vista la percibe de otra manera y el corazón late a otro ritmo . La luz de invierno ilumina los caminos desde el gris, proporcionándole un reflejo exclusivo entre los árboles , las hojas secas  y el bosque. Aparece directamente desde el cielo acariciando las ramas y los pequeños brotes con una sutileza especial que hace que su forma se realce. La luz de invierno permite compartir caminos , y en ellos, brillos y resplandores que en otras épocas del año no se pueden percibir. Permite mirar al cielo y ver que detrás de las nubes hay nieve preparada, probablemente contenida si no cae. Es  una luz sutil que consigue dar belleza a lo melancólico y consigue destacar detalles que solo se pueden percibir durante el invierno. Las fachadas de las masías se rebelan ante esa luz también, con un toque borroso que difumina su propio color. Esta luz, hace que estos edificios sobresalgan en el medio del bosque. Podemos considerarla como una luz esencial para el paso de la propia estación. 





sábado, 5 de enero de 2019

QUERIDOS REYES MAGOS


Queridos Reyes Magos,
Este año os quiero pedir un montón de caramelos de diferentes sabores. Quiero pedir los caramelos que saben a vitalidad y alegría, quiero pedir de los rojos , que saben a  amor y sensualidad; quiero pedir caramelos verdes para tener confianza y unos pocos de los azules para decir lo que pienso amablemente ;  quiero pedir unos poquitos de los lilas para afianzarme en mi feminidad, como mujer , en mis deseos, en mis sueños , en mi serenidad y viajar hacia dónde yo quiera , cómo quiera y a poder ser con quién quiera venir conmigo ; quiero pediros también  unos poquitos de los negros para  tener un poco de malicia ,cuando  y con quién sea  necesario y quiero pediros algunos de los naranjas para tener valor y siempre ,siempre, seguir adelante.
Baltasar, tú me caes muy bien, me gusta tu reposo y tu sonrisa. Ya lo sabes. Melchor y Gaspar también me gustan, pero de otra manera. Contigo he tenido siempre esa conexión especial y por eso quiero pedirte directamente los caramelos de mis verdaderos sueños y deseos a ti.  Creo que también escribiré a Melchor, y como es el mayor le pediré que él me traiga  las decisiones (que tanto si son buenas  o malas, sean, por favor) y a Gaspar le pediré un poco de “gamberrismo” y  cachondeo, que tanto me gusta.
Quiero pediros que por favor, pese a todo, siga creando, entusiasmándome y viviendo, que mire siempre de cara y que acepte lo real de la mejor manera.
¡Ah! Y súper importante : No olvidarme de la magia, de la magia de estos días y de la de la vida. Que la tengan siempre todos los niños del mundo y también, por qué no, los niños que crecemos.
Os espero con muchas ganas. Que esta noche, siga siendo mágica siempre. Os quiere mucho,
Ana


LO REAL

Lo real fue que se cerraron los ojos mientras se abrían las nubes, que se escuchaba el silencio mientras lloraba lo incierto. Y se apagó el consuelo. Nos apegamos al amor y nos despedimos del miedo. Una vez más, porque si seguimos, aparecerá de nuevo.

El último día que me topé con aquellos ojos azules llorosos en el metro, me prometí a mí misma que sería la última vez. ¿Qué le podría haber pasado a aquella chica? Cualquier cosa,no quería hacer cábalas. Aquella mirada acongojada, con el pensamiento revolucionario, revolucionado y  a mil revoluciones, lágrimas por las mejillas  ojos brillantes, y sollozos. Probablemente era eso. Un sinsentido. 

Lo real es que una vez más había caído y mi corazón aún no estaba dispuesto a aceptar aquellas lágrimas ajenas. Lo real es que aquella mirada, fuera por lo que fuera, lloraba. Y no parecía de emoción. Eso era lo real. Lo real era que me dirigía a casa tranquila y que me tenía que cruzar con ella por algo (o no) .

¡Maldita sea! Pensé para mí. ¿Qué es lo que nos puede provocar un sollozo de esa manera? Si supiera pararlo iría ahora mismo hacia ella y le diría: para, estoy aquí. Nada es tan importante como crees, nada vale tanto la pena. Aunque sé que a veces eso cuesta verlo. La abrazaría. 

Quedó en un cruce ,simplemente,  y a mí me creó todo un mundo por dentro, que probablemente no fuera real. Yo, volví a coger mi mochila después de pagar el billete de metro y me dirigí a casa. 
Me acordé del día en que nos habíamos despedido con Pablo , porque llevaba la misma mochila . Te quiero , pensé. Personas así es muy bueno mantenerlas en mi vida.  Tengo ganas de explicarte un montón de cosas que me están pasando estos días. Además hace días que no hablamos y en nosotros es extraño. En cuanto llegue a casa lo haré. 

Eso era lo real. 

domingo, 30 de diciembre de 2018

ESBOZO FIN DE AÑO

El 2018 ha sido un año duro, bastante duro y aburrido. Ha sido un año de opos. Por suerte, puedo decir que he salido airosa de esta partida y que la he ganado. Realmente cuesta creerlo y me ha costado poner todo en orden en mi interior. No estamos acostumbrados a tener premios y cuando los tenemos nos mareamos. Para mí, aprobar las opos, suponía más que “ser funcionaria”, suponía decir basta. 
He aprendido que no hay lugar perfecto ,que ese lugar perfecto hay que saber encontrarlo y reposarlo  en uno mismo, porque está , pero sí que es verdad, que a veces el exterior, pese a todo nuestro trabajo, puede estropear y se debe poner punto y final. Los cambios ... son buenos, cuando son necesarios. Y es la vida es la que nos suele empujar a hacerlos. 
Yo, sigo siendo la misma. Bien, no. Para muchos clasistas, ahora estoy en otra posición. Bien, si el mundo funciona así, "señores lo estoy y por lo tanto me deben tratar con deferencia". (Qué lástima de pensamiento. Pero no me quiero engañar y más vale tarde que nunca. Para muchos, pese a todo ,es así) .
Para mí misma también soy diferente. Quizá no por la etiqueta, pero  sí por el sobreesfuerzo que ha supuesto  y por el marcar un  punto y final  (Good bye, Lennin.).
Probablemente, ese no ha sido el mayor premio de este año. El mayor premio de este año ha sido el de experimentar el amor sin necesitar. Un sentimiento calmado, pausado, bueno y que realmente agradezco muchísimo de saber que existe en mí esa manera de estar, amar, tan “sabia” sin sufrir, que hacía mucho tiempo que no sentía dentro de mí.  Paz, calma , bienestar, respeto.¡Wow!
El 2018 me ha traído también tumulto, turbulencias, dolor, malestar y angustia, y malditas despedidas inesperadas, que no tocan, porque no tocan, de personas que la vida, te pone en el camino, para que compartas risas, y te des cuenta de que, hay gente con la que te debías cruzar (Qué raro se me hace escribir esto, compañera) . 
Parece que la vida según dicen, te da lo que necesitas…No sé yo si estoy muy de acuerdo con esto, que parece de libro de autoayuda, como diría un amigo mío y se reiría. 
El 2018 me ha traído el encuentro con gente que hacía mucho tiempo que no veía y que casualmente me la coloca de vecin@, además de darme gran arropo en un momento "curioso". Me ha hecho ver la importancia de los vecinos, en la cotidianidad,  la familia, los sobrinos, otra vez, de tener gente buena. Me ha presentado a personas que me aportan calma y me ayudan a verme desde lejos. 
Durante las Navidades ha faltado gente que yo quería  que estuviera y no estaba. Supongo que nos pasa a todos, y hay que darse cuenta de que exigirle a la vida, es imposible, pero uno  no deja de dar rabia ni  tampoco de pensar que es bien injusto. 
Ha sido un año, en el que he visto que los contratos “equitativos” e “igualitarios” son más que necesarios. Ha sido un año de darme cuenta de que tengo sueños y deseos, viajes, creaciones, etc.  que se pueden realizar o no y que será un poco la vida  y yo misma,la que se encargue de situarme donde me corresponda. (Pa'lante). 
Al 2019 le pediré esa misma calma y ese sosiego interior que he sabido descubrir en mí, disfrutarlo, con mucho amor. La paz. Le pediré creerme lo que veo y aprender a no interpretar. A seguir creyendo en el hacer , en el ser, en el ser capaz de ser, en estar presente ,ahora, porque me ayuda.  También pediré algo de creer en lo que no se ve, es decir, confianza y fe para seguir adelante. Esto me lo dijo mi hermana hace poco. También aceptar. 
Agradezco el 2019 y toda la incertidumbre que con él viene. (Me "cago", no me voy a engañar).
Agradezco los compromisos entre iguales y la claridad de las cosas. Creo que será mejor si me lo empiezo a tomar así. Agradezco a las personas que se quieren quedar en mi vida, que me lo dicen  o me lo demuestran a su manera, que me tienen presente, que aceptan quién y cómo soy , a las que de repente te llaman , te quieren y te dan besos porque sí o porque saben que los necesitas y a ti te encantan. A los que se expresan con pocas palabras y te dicen claramente quiénes son. Agradezco los "ya te llamaremos" , que hacen mucha risa y dicen mucho del desapego (Esto lo diría otro company). 
Será difícil aceptar el no saber qué va a venir , sin hacerse cábalas, pero lo intentaremos , si más no.
Agradeceremos aquello con lo que la vida nos apremia y daremos las gracias por la fortuna de tener familia, buenos amigos, de estar vivo, de amar, de soñar , de querer sí, de decir lo que uno quiere, de saber despedirse, y de seguir para delante porque es lo que nos han enseñado.De aceptar quién eres y cómo , apreciando quien te quiere en tu plenitud ,te respeta y aprender a tomar perspectiva de todo , incluso de uno mismo (Porfa, plis) . Ese es el mayor agradecimiento que se puede hacer para el 2019 y al 2018 que hemos pasado. 
En 2018 me he dado cuenta de que "menos ,sigue siendo más", y de que hay que bajar las revoluciones y las expectativas de todo y en todos (Poc a poc). He comprendido que me reafirmaré  siempre en darle el valor al contenido que hay dentro nuestro ,porque es al fin y al cabo lo que nos crea como personas, aunque el mundo nos diga lo contrario. Justo también por ese motivo intentaré enseñar ,la importancia de las  formas, para poder subsistir en el mundo, igual que con  los compromisos, empezando por el que tengamos con nosotros mismos.
Daré las gracias a las personas del : Ana ,cariña, cómo estás, quiero verte, te invito a comer,quedamos el viernes cena de pijamas,  un cafetito rápido ,sea más positiva por favor, ¿Tú te has visto el pedazo de mujer que estás hecha?. Aquesta paia, Deu n'hi do. O los mensajes de whatsap de mi hermana diciéndome que está ahí. 
En el 2019 quiero seguir repitiendo el mantra: Compartir es amar . Y, crear es vida. Os deseo a todos lo mejor y que la vida no nos amedrente . 

Gracias 2018. Bienvenido 2019

Ana

sábado, 29 de diciembre de 2018

Te echo de menos

Te echo de menos. Fumando, ¡Qué extraño! Fumando, mirando y sonriendo. Te echo de menos con tu pantalón militar, con tus petardos, jugando con niños, enredando. Con el Lucky. Te echo de menos estos días ,en la mesa, con todos. Discutiríamos. Soy temperamental. O quizás no...por fin empiezo a aprender a hacer oídos sordos.
Te echo de menos , en muchas situaciones. No solo a ti , sino a quien a ti me recuerda. Querría tenerlo cerca. Echo de menos tu "rebeldía" y el carácter con el que tantas veces choqué y a la vez tanto quería porque me cuidaba. Qué extraño, que pasen los años y sigas sin estar, pero estando. Te quiero.

jueves, 22 de noviembre de 2018

"El diari de les coses boniques"

Avui un company de l'actual Institut on treballo , en entrar a la sala de profes ("Bendita sala de profes, la echaba de menos" , penso dintre meu) m'ha dit : Ana, llavors, tu , els fas meditació dintre de l'aula?. Jo li he contestat  alegre la veritat , percebent d'alguna manera que li agradava aquesta activitat i hem començat a parlar una estona. Ell està fent les pràctiques. Jo li comento , que realment, el centre on està "és el paradís"; tot i que després quan hi penso...dic... no m'agrada dir això, perquè no és cert. Perquè Badalona era un paradís, perquè Mollet també ho va ser, perquè Montjuïc també m'agradava...Dir segons quines frases ,és entrar en una espiral...a la qual no vull entrar i si mai hi entro, llavors m'agradaria sortir. Quan li parlo del paradís , és perquè no es troba problemàtica social...però llavors me n¡oblido, que potser aquí la problemàtica és pitjor (vull pensar que no) , però que és de tipus moral. 
Bé, la conversa ha anat a més i li he acabat convidant a una classe. Quan vulgui. Ell és una mica més jove i estic convençuda que em podrà donar més idees d'innovació que no pas aquesta gent, que pensa que mai es canvia...
Ja de primeres , a nivell personal hem compartit "El diari de les coses boniques". M'ha dit que ell escriu cada dia, les coses boniques que li passen. Sigui el que sigui, és a dir, alguna cosa que ha vist, una foto, un paisatge...Qualsevol cosa hi val. I és que és ben cert. M'ha explicat que se'ns oblida que el cervell és transforma , perquè és plàstic i que és un gran exercici. 
Avui començaré aquest diari i aquesta conversa agradable, quedarà reflectida al "diari de les coses boniques". Gràcies. 
Ana  . Novembre 2018

miércoles, 17 de octubre de 2018

PAUSAS



Las pausas son buenas para el corazón, para el alma. Para salir de un lugar donde quizá no estabas a gusto por ti, no por el mundo.  El mundo tiene derecho a girar a su paso, es el que es , y hay que aceptarlo. Y con aceptarlo, no quiero decir que haya que  resignarse, sino que hay que aceptar y entender para buscar el sitio adecuado para uno. Resituarse. Renovar para retomar.
A veces mirar ese mismo lugar que era incómodo,  desde fuera nos puede dar perspectiva para saber volver a  entrar en él, de otra manera, diferente, con conciencia. Desde la paz y desde el amor. La calma aclara el alma, la serena, la transgrede. Y es por eso que salir al vacío para entrar en él de nuevo, es como una limpieza, una sensación de renovarse ,una sensación de voluntad y comprensión de uno mismo. El habitarse de nuevo, sin necesidad de nada, solamente la VIDA.  La pausa implica el sosiego, el RESPIRAR, que al fin y al cabo es lo que nos marca que ESTAMOS.